Una familia fronterense asegura que el rostro de Jesucristo se ha plasmado en su hogar. Declararon que es una señal divina para reforzar su fe.

Uno de los integrantes de la familia relató que ya han sido testigos de un milagro de la Virgen de Guadalupe.

Te compartimos el testimonio del señor Juan José Zapata.