Pentágono abandona a Trump Foto especial

Mark Esper, jefe del Pentágono se separó de Donald Trump y externó su desacuerdo con usar a los militares para frenar la multitudinaria ola de protesta contra el racismo y la brutalidad policial.

“Estas medidas solo deberían utilizarse como último recurso y en las situaciones más urgentes y extremas. No estamos en una de esas situaciones ahora”.

“Siempre he creído y sigo creyendo que la Guardia Nacional es más adecuada para prestar apoyo interno a las autoridades civiles en estas situaciones”, dijo en una rueda de prensa el secretario de Defensa, en referencia al contingente de reservistas.

Mark refirió su descontando luego de que el presidente reprimiera lo que era una manifestación pacífica afuera de la Casa Blanca para después posar con una biblia en mano.

El jefe del Pentágono admitió que fue un error posar junto a Trump.

“Hago lo posible por permanecer apolítico y por evitar situaciones que pueden parecer políticas”, indicó. “A veces lo logro y otras no”.