La NFL multa a los Patriots por grabar a los Bengals Foto Especial

La penasión proviene después de las filmaciones indebidas al equipo de Bengals en diciembre de 2019.

Multan con 1,1 millones de dólares a los New England Patriots y fueron despejados de una selección de tercera ronda del draft del 202, después de una investigación que confirmó que realizaron una filmación inadecuada a los Cincinnati Bengals la temporada pasada, informó la NFL en sus redes sociales.

La NFL informó que el staff de la televisión interna de los Patriots no podrá filmar ningún juego durante la temporada 2020 y que los altos funcionarios del club también recibirían capacitación sobre las políticas de juego del organismo.

Los Patriots fueron investigados en diciembre pasado después de que su equipo de televisión filmara la banca de los Bengals, durante un juego de la semana 14 entre los Browns de Cleveland y Cincinnati.

Te puede interesar; NFL anula juego del Salón de la Fama por Covid-19

Bill Belichick fue señalado de ser el gestor del espionaje.

El equipo admitió que su equipo de producción filmó inapropiadamente el campo y las bandas en aquél juego. El equipo tenía acreditaciones de los Browns para grabar para una serie que los Patriots transmitirían en internet llamada “Do Your Job”, pero no informaron a los Bengals o a la NFL, lo cual calificaron como un “error sin mala intención”.

“No hubo intención de usar las imágenes para ningún otro propósito”, dijeron los Patriots en un comunicado.

“Reconocemos y entendemos perfectamente que nuestro equipo de video, que incluía a contratistas independientes, sin saberlo, violó una política de la liga al filmar el campo y la banda lateral desde el palco de prensa”.

La controversia revivió los recuerdos del notorio escándalo “Spygate” de los Patriots en 2007, cuando se descubrió que el equipo filmaba ilegalmente al cuerpo técnico de los Jets durante un juego.

El entrenador en jefe de los Patriots, Bill Belichick, fue multado con un récord de 500,000 dólares por su papel en el escándalo, la multa más grande jamás impuesta a un entrenador en ese momento.

Los Patriots también fueron multados con 250.000 y despojados de su selección original de primera ronda en el draft de la NFL 2008.