Se creía que el atentado había sido causado por un 'coche bomba'. Foto especial:

Hoy la misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Afganistán (UNAMA) acusó hoya las fuerzas afganas de haber realizado un bombardeo en un mercado popular de Sangin, lo que causó la muerte de 23 personas.

Los resultados de la investigación indicaron que fueron los disparos de mortero del ejército afgano, los que provocaron las bajas de los civiles, según mencionó la misión en un comunicado en Twitter.

Por otro lado, varias fuentes afirman que el ejercito nacional afgano disparo los morteros en respuesta a los disparos, y que fallaron el objetivo.

Anteriormente, este pasado lunes, la jefatura militar había acusado a los talibanes por la explosión ocurrida en la provincia de Helmand.