Imágenes del antes y el después de las perritas. Foto especial.

Una bonita historia comenzó a circular por Facebook, cuando dos perritas fueron captadas en una fotografía mientras se abrazaba.

Pues resulta que en el 2015 ambas serían sacrificadas en el refugio donde las mantenía. Sin embargo la toma donde se logró capturar un inquebrantable lazo de amistad entre las dos, logro sacarlas del terrible destino que les aguardaba.

Gracias a que el personal de la Sociedad Protectora de Animales de Etowah (EE.UU.), decidió compartir la foto en su página de Facebook, pudieron hacer que ambas fueran adoptadas por una nueva familia.

En dicha publicación, donde se mostraban las características de la perrita negra, se leía “Yo soy Kala. Esta es Keira. Estamos muy asustadas. La gente que trabaja en el refugio no saben lo asustadas que estamos, pero nos acaban de decir que hoy es nuestra “fecha límite”. Necesitamos que alguien nos rescate o nosotras seremos las “próximas””.

Luego de dos horas, un hombre vio la publicación y respondió que estaba en camino para rescatarlas, pero había un problema.

Solamente podía adoptar a una de ellas, por lo que busco un hogar para que ambas pudieran permanecer juntas.

Tras tres semanas, aparecieron sus dueñas, con las que continúan viviendo hasta el día de hoy, Pam Cody y Wendy Newman, quienes son mejores amigas y compañeras de cuarto.

Ambas, decidieron crear su propia página de Facebook con el nombre de las perritas, en donde comparten las fotos de sus aventuras y sus experiencias en medio de la pandemia.