En en el municipio de San Buenaventura los casos de violencia en la mujer van en incremento, la mayor parte de ellas denuncian, pero otras prefieren retirar la denuncia por miedo, ya que sus agresores las amenazan al darse cuenta que les han interpuesto una demanda.

La trabajadora social del Centro de Desarrollo para la Mujeres (CDM), Aleida Cepeda Nieto dijo que constantemente atienden este tipo de casos, pero algunas mujeres reinciden en volver con su agresor, pues según creen que todo mejorará.

“Aquí vienen y denuncian, nosotras las apoyamos pero luego ellas reciben amenazas por parte de su agresor y luego acuden a retirar la denuncia y dejar a un lado el apoyo que les brindamos”, comentó Cepeda Nieto.

Destacó que en esta semana se ha dado un caso de este tipo, esperando que las mujeres no lleguen a esta postura en la que defienden a sus agresores solo por la amenazas que les hacen, pues al regresar su vida sigue siendo igual o peor.