Durante un recorrido de inspección el departamento de ingresos detectó un incremento de comerciantes en el ejido 8 de enero, por lo cual acudieron con cada comerciante para verificar estén trabajando con permiso del ayuntamiento.

El Director de Ingresos,Ricardo Hernández Pineda dijo que ha habido un incremento en los comerciantes y la mayoría de estos nuevos vendedores no cumplen con el permiso que otorga el municipio.

Ante esto, los comerciantes tendrán que ser retirados pues para trabajar requieren tener este permiso y si quieren seguir instalándose deben solicitarlo al departamento de ingresos.

Ya son más de cincuenta comerciantes los que se instalan día a día en el ejido, de los cuales la mayoría no cumplen con las normas que establece el ayuntamiento.