Niño muere el día de su cumpleaños; dos perros le arrancaron los genitales

Niño muere el día de su cumpleaños; dos perros le arrancaron los genitales| Foto especial

Yegor vivió 10 días de intenso sufrimiento en el quirófano de Selydove, Ucrania para finalmente perder la vida, el pequeño fue atacado por do perros pastor alemán mientras jugaba en su fiesta de cumpleaños en su casa.

De acuerdo a lo informado, los médicos habían informado una ligera mejoría en la salud del menor, pero horas más tarde su corazón dejó de latir, cabe señalar que durante más de una semana de recuperación nunca logró recuperar el conocimiento.

De acuerdo a información de algunos testigos, el día de la tragedia el menor fue encontrado inconsciente en un charco de sangre mientras los canes aún seguían atacándolo. Aparentemente Yegor había del domicilio sin ser visto mientras sus padres convivían con los invitados, caminaba por el patio cuando los perros lograron salir de su recinto y lo atacaron; al notar su ausencia, sus familiares salieron a buscarlo y de toparon con la desafortunada escena.

Rápidamente el niño fue trasladado a un hospital pero debido a la gravedad de sus heridas, tuvo que ser transportado en un helicóptero militar a la ciudad de Dnipro para recibir una atención médica especializada por parte de cuatro equipos de cirujanos diferentes. Durante el ataque los perros le arrancaron los genitales, el ano y dañaron la arteria femoral de su pierna izquierda.

El niño sufrió heridas extremadamente graves conocidas como heridas sucias. Recibió una potente terapia antibacteriana, pero esperamos el desarrollo de procesos inflamatorios que son complicaciones habituales en estos casos”. dijo en su momento Natalia Dementyeva, directora del hospital.

Desafortunadamente desde que el niño arribó al hospital sus esperanzas de vida eran muy pocas, debido a la gravedad de sus lesiones tuvo que estar conectado a un ventilador y ser sometido a diálisis renal.

Por su parte las autoridades se encuentran realizando las investigaciones correspondientes, asimismo, los padres podrían enfrentar hasta tres años de prisión tras ser declarados culpables.