“Tener fe en Dios haría más fácil sobrellevar la pandemia, sus estragos y sobre todo facilitaría una recuperación en todos los sentidos”, según las palabras del párroco Néstor Martínez, quien está a cargo de la iglesia del Espíritu Santo.

Dijo que enfrentarse a una pandemia, como actualmente se vive, pero tomado de la mano de Dios y confiando en su misericordia, haría que la gente recapacite y tenga otra visión de lo que se debe hacer y de cómo se debe actuar en esta situación.