La poca afluencia de personas en las calles, la salida de solamente un integrante de la familia a hacer compras, y la diminución de efectivo, ha provocado que la recuperación en materia de transporte sea más lenta.

Así lo declaró el líder de la Confederación de Taxistas, Javier Hernández del Ángel, quien manifestó que otra consecuencia que ha dejado la pandemia es la poca recuperación de este servicio, en el que actualmente los conductores y concesionarios no tienen ingresos suficientes.

Dijo que desde un inicio han sido de los más afectados, pues el confinamiento social orilla a que las salidas de la casa sean menores, así mismo son solamente trabajadores y personas que deben acudir a realizar compras necesarias los que buscan el servicio de taxis.