PATRULLA

Karma se la cobra. Foto Especial

Abusón salió un conductor quien llegó a una gasolinera y pidió que le llenaran el tanque, pero cuando el despachador le dijo que eran 2 mil pesos, éste ya no quiso pagar y dijo que no había pedido tanque lleno, al intentar irse, el trabajador solicitó una unidad de la Policía Municipal y lo detuvieron.

Se trata de Germán, de 25 años, quien la madrugada de éste lunes 26 de julio llegó a la estación de combustible ubicada en la carretera Zacatecas, sobre los carriles de Derramadero hacia Saltillo a la altura del ejido La Encantada.

El sujeto que traía una camioneta de tanque grande, quiso hacer su maldad pero todo le salió mal, jamás imagino que oficiales municipales pasarían por el lugar y menos de madrugada, pero el karma lo hizo pagar y ahora se encuentra a disposición del Ministerio Público.