Disminuye la afluencia en segundas dosis de la vacuna contra COVID-19 en Frontera.

La Administración de Medicamentos y Alimentos autorizó el refuerzo de Pfizer-BioNTech y Moderna en adultos; otros países siguen esa ruta, pues en seis meses baja la inmunidad, según la experiencia israelí exclusiva

El viernes, la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), autorizó la dosis de refuerzo de la vacuna contra coronavirus de Pfizer-BioNTech y Moderna para todos los adultos de más de 18 años.

Desde el lunes pasado, “funcionarios de salud de los estados de Nueva York alentaron a todos los adultos que quieran refuerzos a buscarlos. Arkansas, California, Colorado y Nuevo México también se han movido para ampliar el acceso”, documentó el New York Times.

El éxodo de los mexicanos en busca de la vacuna ocurre ante el silencio de las autoridades sanitarias en México sobre la necesidad de aplicar una tercera dosis de refuerzo y de la flexibilidad que hay en Estados Unidos para recibirla, ya que se ha demostrado y alertado en otros países, que la duración de la inmunidad de la vacuna anticovid es de seis meses.

En esta situación de riesgo estarían los adultos mayores, principalmente, pues fue a quienes primero se les aplicó la dosis y ya transcurrieron más de seis meses de ello.