Sin importar que se encuentran dentro de la población de riesgo ante a contingencia del COVID-19, los adultos mayores continúan saliendo a las calles de la ciudad para realizar sus compras o bien algún tipo de trámite.

Muchos de ellos no cuenta con la posibilidad de quedarse en casa pues tiene que salir a ganarse el pan de cada día.