Desde el inicio de la pandemia del coronavirus el circo ‘Fuentes Boy’ se quedó en los terrenos de la feria del municipio de San Buenaventura si ni siquiera poder dar una función.

Los circenses llegaron un día antes de que la cuarentena llegará al municipio y desde ese momento ya no pudieron salir de esas tierras debido a la contingencia.

Han sido cinco largos meses los que estas familias han vivido y siguen viviendo en el municipio sin poder trabajar, sin poder dar espectáculo y sin estar recibiendo un ingreso económico por parte de la ciudadanía que disfrutaría de sus actos.

Afortunadamente estas personas no han quedado a la deriva pues la mayor parte de la ciudadanía los han apoyado, así como también lo ha hecho el ayuntamiento para hacer más pasajera su estancia.

La Alcaldesa Gladys Ayala Flores dijo que durante estos meses les han llevado despensas y también les han proporcionado el terreno de la feria para que puedan seguir habitando ahí, además les han brindado los servicios de agua y luz que son de suma necesidad para cualquier ser humano.

“Nosotros los hemos apoyado, al igual que la ciudadanía, agradezco a todos y les reconozco a ellos por el aguante que han tenido a pesar de la difícil situación que hoy en día vivimos”, comentó la edil.

Se espera que en los próximos meses todo esto pueda mejorar y así este circo pueda dar su primera función o bien que consigan el recurso necesario para poder ir hasta el estado de Durango, que es de donde provienen.