El reconocido caricaturista y periodista mexicano Arturo Kemchs Dávila declaró en una reciente entrevista que "AMLO quiere que todo se le alabe, cree que es perfecto pero es el presidente más chillón que me ha tocado". Foto Especial.

En una reciente entrevista realizada al internacionalmente conocido caricaturista y periodista mexicano Arturo Kemchs Dávila, este aseguró que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido “el más chillón” de todos los que “le han tocado”.

“Nunca me había tocado un Presidente que chillara tanto por eso, nunca, nunca, me río cuando lo estoy viendo. ¿Qué quería? ¿Que si está trabajando mal lo felicitemos?”, expresó.

De igual forma Kemchs, como mejor se le conoce al ilustrador de hilarantes ‘cartones’, aseguró que es el mismo López Obrador quien hace de todas las “criticas” y señalamientos un problema personal, “no sé por qué quiere que todo se le alabe, por qué cree él que es un ser perfecto, que es un político perfecto, pero no lo es“, reiteró.

La entrevista, realizada por el medio nacional El Universal, giró en relación al nuevo libro ilustrado del ‘monero’ Kemchs, “COVID-19 Del humor a la reflexión” el cual está conformado por una compilación de sus mejores caricaturas realizadas durante la actual pandemia.

A continuación presentamos dicha conversación:

¿Cómo decides emprender este camino de concientización con tus cartones?

—Recuerdo que cuando arrancó todo esto [la pandemia], empecé a manejar mucho humor, porque había mucho humor al principio, pero fue pasando el tiempo y nos empezamos a dar cuenta de la gravedad del asunto, y ahí fue cuando tomamos un camino distinto. Vimos que se podía utilizar la caricatura, que los comunicadores teníamos un compromiso con la sociedad de abrirles los ojos y decirles que las cosas iban en serio.

Ahora nuestro trabajo, nuestra finalidad como comunicadores es utilizar nuestro espacio y talento de una forma guiada para la gente, para que participemos con lo que sabemos: hacer caricaturas. Ese fue un poquito el camino que le dio vida a este libro, empezar con algunas, yo les digo ocurrencias, hasta que las últimas páginas únicamente hablan de “cuídense, la sana distancia, usen el cubrebocas”. Critica a los gobiernos que manejaron pésimamente esta situación, entonces, tomó un giro distinto el trabajo de nosotros.

Te puede interesar: “AMLO no ha hecho nada bueno en su Gobierno: no ha cumplido lo que prometió y hace todo mal”: FRENAAA exige renuncia del presidente nuevamente

¿Cuántos cartones incluyes en este libro?

—Desde que empezó la pandemia junté 175 cartones, empecé a rescatar los que tenían que ver con algún funcionario o alguna situación de ese momento, en la política, los descarté y me quedé como con 120; luego hice una selección en donde puse los que a mí me gustaban más. Son al rededor de 100.

¿Tuviste problemas con el gobierno por la manera en la que estabas visualizando este u otro problema?

—No. He tenido la oportunidad de convivir con todos los presidentes desde López Portillo. Eran hasta cínicos los políticos, porque en muchas ocasiones coleccionaban las caricaturas; más que ofenderse, molestarse, en muchísimas ocasiones las coleccionaban, hablaran bien o mal. Hoy podemos decir que Andrés Manuel [López Obrador] es el presidente más dibujado, porque somos más caricaturistas, hay más medios, por las redes sociales.

Como presidente de los caricaturistas supe de muchos casos que en provincia la situación de censura está muy fuerte y problemas que tuvieron gobernadores con caricaturistas de sus estados. Aquí [en la Ciudad] no recuerdo nada, yo nunca he tenido ningún problema de esa naturaleza.

Los señalamientos que hace el Presidente sobre la imagen que tiene en medios en las mañaneras, ¿crees que es la manera correcta de expresarlo o de hacerlo en una conferencia de este tipo?

—No, por supuesto que soy del grupo de periodistas que están en contra de que se esté utilizando el medio, que podría ser uno de los más importantes o la tribuna más importante de este país, para estar diciendo que tal o cual periodista ‘me dijo, me insultó y me está engañando’, y no es cierto.

Nunca me había tocado un Presidente que chillara tanto por eso, nunca, nunca, me río cuando lo estoy viendo. ¿Qué quería? ¿Que si está trabajando mal lo felicitemos? Él trae mucho ese problema personal, no sé por qué quiere que todo se le alabe, por qué cree él que es un ser perfecto, que es un político perfecto, pero no lo es.