En este año nuevo no hay aumento en la tarifa del transporte colectivo combi a pesar del bajo pasaje que prevalece, comentó Néstor Rodríguez Gámez.

El empleado de las combis, dijo que están en la peor crisis económica que hayan imaginado porque no completan con la ganancia del día y a duras penas liquidan el sueldo de los choferes y el combustible.

Señaló que los estudiantes hacen fuerte al negocio del transporte público, pero por las circunstancias de la pandemia la economía se desplomó para todos los gremios comerciales y el transporte fue de los más afectados.

La tarifa general es de 8 pesos y 6 pesos para estudiantes y pensionados, enfatizando que así permanecerá hasta nuevo aviso porque por fortuna el combustible no aumentó mucho y las unidades realizan menos viajes.

Descartó que los concesionarios o permisionarios del transporte estén analizando un incremento de la tarifa porque estan conscientes de la difícil situación económica que prevalece en la Región Carbonífera.

Precisó que solo 12 unidades están en servicio para la comunidad y en ocasiones se fusionan rutas porque no hay pasaje y los horarios se modifican lo que representa algunas molestias para usuarios.

Aclaró que las unidades continúan siendo sanitizadas y se exige a los pasajeros el uso de cubre bocas y lavado de manos con gel antibacterial.