Estiman alza temporal en gas natural

Estiman alza temporal en gas natural Foto especial.

En menos de una semana el precio del gas natural importado de Estados Unidos aumentó hasta 315 veces su valor inicial, lo cual tendrá un impacto directo en los costos para los consumidores domésticos, pero principalmente para los industriales.

Sin embargo, expertos del sector aseguraron que este comportamiento del mercado es temporal, pues una vez que mejoren las condiciones climatológicas, principalmente en Texas, el costo volverá a sus rangos normales.

De acuerdo con el último dato de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) el precio del gas natural pasó de un promedio de 3 a 4 dólares por millón de BTU, a más de 208 mil dólares en el caso del que se interna por Waha, aunque en otras zonas se ha comercializado hasta en 944 dólares, un aumento exponencial debido la alta demanda y la caída en la oferta.

En entrevista, Adrián Calcáneo, líder para América Latina, midstream y líquidos de IHS Markit, dijo que la situación actual tendrá un impacto económico importante para el sector doméstico e industrial, sobre todo para los últimos que han tenido que parar operaciones por la falta de oferta.

A esto se sumará un alza en precios, pues deberán pagar más por la molécula, aunque el precio final dependerá de los contratos que tengan con los comercializadores y distribuidores.

El flujo de la producción de gas texano va a recuperarse relativamente rápido, para la siguiente semana ya estará recuperado, por lo que los precios van a regresar a una anormalidad de 3 y pico dólares”.

No obstante, lo que aún es incierto es el sobre costo que está pagando el gobierno o la CFE por el gas, que pese a todo sigue fluyendo desde Estados Unidos, o el Gas Natural Licuado que llega por barco, pues aun cuando se aseguró que el impacto sería de 20 mil millones de pesos, este monto será superado.

Ramsés Pech, analista del sector de energía de Caravia & Asociados, aseguró que los más afectados por los precios, aun cuando sea de manera temporal, serán aquellos que no tengan contratos directos con los proveedores del gas y lo compre con intermediarios como la CFE.

Negó que las afectaciones en el mercado del gas natural puedan afectar el del gas LP, pues este se maneja de manera independiente y en México hay infraestructura de almacenamiento suficiente, por lo que no habrá desabasto y no hay una razón para un aumento de precios superior al ajuste normal.