No habrá recompensas para informantes de desaparecidos por falta de recursos

No habrá recompensas para informantes de desaparecidos por falta de recursos Foto Especial

El colectivo “Grupo Vida” declaró que los incentivos económicos para personas que ayuden a dar pistas del paradero de las personas desaparecidas es un gran iniciativa que puede traer más individuos a interesarse por el tema, con el objetivo de encontrar de manera eficaz a los desaparecidos; sin embargo por cuestiones de financiamiento y falta de recursos a nivel estatal.

La iniciativa se presento ante el Congreso con el objetivo de que la Fiscalía de Personas Desaparecidas aporte recompensas económicas a aquellos que den información útil y pertinente para la búsqueda e investigación de las personas desaparecidas, empero, la verdadera barrera a conquistar es la de la ausencia de presupuesto, sin la cual, no se puede comenzar la iniciativa por parte de Grupo Vida.

Silvia Ortiz, agregó que ahora es el momento correcto para reactivar el programa que tenían con la Fiscalía General de la República, donde se le daba prioridad a la información brindada por la gente que acudía de manera presencial o anónima la cual daba indicios o pistas para ubicar el paradero de los desaparecidos.

“Qué tan beneficioso es, no sé, pero sabemos de casos donde esto ha dado resultado y creo que es algo que puede incentivar para que quienes saben algo, hablen, yo veo esto con buenos ojos pero te repito, es cosa de presupuesto”, manifestó Ortiz.

Por su parte el diputado Rodolfo Gerardo Walss, del Partido Acción Nacional, quien planteó dicha iniciativa, consideró que la Fiscalía ya tiene por ley otorgar incentivos económicos a quienes ayuden a esclarecer la comisión de un delito.

“El dinero tendría que salir de una partida que se asigna el mismo presupuesto de 2022 con este rubro, adicional a un procedimiento que diseñaría la misma dependencia, para que se establezca el requisito y los extremos o información que se deba proporcionar”, explicó.

Dicha iniciativa resulta grata, ya que entre más gente esté involucrada, mayor terreno se podrá cubrir en cuestiones de búsquedas, el único desacierto es la gestión de recursos, habría que observar si dichos recursos van hacia causas igual de solidarias o si sirven para satisfacer las necesidades de la gente, ya que, de no ser así, sería injusto para el colectivo que se le recorten los incentivos económicos de manera tajante.