Cruceros van a depósitos de chatarras ante Covid-19

Cruceros van a depósitos de chatarras ante Covid-19 Foto Especial

El centro turístico costero inglés de Weymouth está al borde del corazón de la costa jurásica, un tramo de casi 100 millas (aproximadamente 161 kilómetros) de la famosa costa de los fósiles. Pero actualmente la geología de la región se encuentra enfrentado a una competencia inesperada por la atención de los turistas de una flota de grandes cruceros inactivos cerca de la ciudad.

Una gran curiosidad para los turistas y visitantes, los enormes barcos son un triste recordatorio ante una creciente crisis que la pandemia infringió a la industria de cruceros de 150 mil millones de dólares (mdd). En lugar de tratar de superar el récord de 30 millones de pasajeros que transportó el año pasado, los más de 60 operadores de la industria tienen que hacer frente a la difícil y costosa cuestión de qué hacer con los casi 350 barcos que deberían estar cruzando el planeta.

Te recomendamos; Mueren 50 tras naufragio de dos embarcaciones llenas de inmigrantes con destino a Canarias

Embarcaciones van a depósitos de chatarras ante Covid-19
Cruceros van a depósitos de chatarras ante Covid-19

Tras los ataques terroristas del 11 septiembre fue la última vez que los barcos estuvieron inactivos durante un periodo significativo Pero los ejecutivos dicen que la crisis del coronavirus, que dejó a pequeñas congregaciones de barcos amarrados frente a las costas desde EU hasta Indonesia, es mucho más peligrosa para la industria.

“El 11-S fue la última cosa importante para la industria de cruceros que los detuvo, pero duró muy poco, por lo que esto no tiene precedentes” informó un consultor de la industria, Alex Downes, quien también trabaja como capitán en la línea de cruceros Marella.

Te recomendamos; Se hunde barco con 5 mil 800 cabezas de ganado y 42 tripulantes 38 de Filipinas, dos de Nueva Zelanda y dos de Australia.

Embarcaciones van a depósitos de chatarras ante Covid-19
Cruceros van a depósitos de chatarras ante Covid-19

Casi seis meses después de que muchos gobiernos impusieron confinamientos para frenar el virus, las compañías elaboran los planes para volver a navegar. MSC, el operador más grande de propiedad privada, lleva a cabo un regreso tentativo al Mediterráneo este mes, mientras que Carnival, el más grande del mundo, planea un relanzamiento europeo.

Pero con el resurgimiento del covid-19 en Europa, los focos de casos que estallan en Asia y Estados Unidos que todavía lucha por controlar la pandemia, el desafío de qué hacer con los barcos corre el riesgo de volverse aún más urgente a medida que aumenta la carga financiera para las empresas.

Cruceros, al depósito de chatarra

Marella no es la única compañía que envía barcos al depósito de chatarra. Royal Caribbean, la segunda línea de cruceros más grande del mundo, anunció que hasta el momento ya envió a tres de sus barcos al desguace.

Wouter Rozenveld, director de Sea2Cradle, que se especializa en el reciclaje de barcos y supervisa el desguace de dos de los cruceros de Carnival, dijo que este año fue el primero en que su compañía trabajó con la industria de cruceros.