Alcalde coahuilense propone vacunar a pacientes COVID con dióxido de cloro; Secretaría de Salud amenaza con multarlo

La Secretaría de Salud de Coahuila ha amenazado con multar al alcalde coahuilense Jonathan Avalos, quien propuso vacunar a los pacientes COVID con dióxido de cloro. Foto Especial.

Luego de que el alcalde del municipio Francisco I. Madero, Coahuila, Jonathan Avalos Rodríguez diera a conocer que comenzará a distribuir mil dosis de vacunas de dióxido de cloro como un “tratamiento” para todos aquellos ciudadanos que tengan COVID-19, la Secretaría de Salud Estatal informó que lo multará.

Esta decisión se tomó luego de que el edil coahuilense estuviera promoviendo el uso de este tipo de alternativas medicas para combatir al virus, las cuales no son confiables en su totalidad y pueden resultar contraproducentes para los pacientes enfermos.

En un mensaje en redes sociales, el alcalde de Morena, informó que se reunió en un taller con varios médicos en el que vieron los beneficios del tratamiento con dióxido de cloro en pacientes con COVID-19 y que se atrevía a decir “como médico” que “está dando buenos resultados” y que “está curando a mucha gente”.

Por lo anterior, dijo, comprará mil dosis de tratamiento de dióxido de cloro para “la gente que empiece con síntomas, pues inmediatamente se lo vamos a proporcionar, hemos visto cómo personas que estaban con saturación de oxígeno de 70, con la administración rápida de dióxido de cloro han aumentado increíblemente a 90 y 95… estoy sorprendido, estoy muy contento… sé que con esto vamos a ayudar a muchísima gente.. que no nos falte nadie en la familia”. 

El presidente municipal mencionó que las dosis llegarán el próximo viernes pero que la administración será voluntaria y los interesados deberán firmar un documento con su consentimiento.

“Habrá dependencias que estén en contra de esto y van a querer que no lo administremos a la gente, pero yo lo voy a hacer porque me lo dicta mi corazón”, aseguró.

“Voy a iniciar con la distribución de 1000  tratamientos con Dióxido de cloro de forma voluntaria a las personas que estén pasando por situaciones críticas de contagio de COVID-19 siempre respetando el libre albedrío y basándose en los principios éticos para las investigaciones médicas en seres humanos que dicta la declaración de Helsinki de AMM (Asociación Médica Mundial). 
 

Te puede interesar: Lo sorprendieron con la novia en el camión de Castaños y lo golpearon; suegra y esposa violentan a hombre

Se multará a quien promueva tratamientos “milagro”: Secretaría de Salud de Coahuila

Tras el anuncio del presidente municipal de Francisco I. Madero, la Secretaría de Salud de Coahuila informó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) no ha autorizado registros sanitarios de medicamentos que contengan en su formulación las sustancias de Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados.

“Por tanto no existe evidencia que determine el uso de este tipo de productos —llamados “milagro”— para el tratamiento de pacientes COVID–19. Su uso indebido representa un riesgo para la salud de quienes lo consumen”, indicó en un comunicado. 

La dependencia de salud puntualizó que es necesario que la población y las autoridades de los distintos municipios del estado sigan las indicaciones establecidas por las autoridades sanitarias federales, estatales y por los Subcomités Regionales de Prevención y Control del Covid–19 “antes de atender llamados donde se promocionan estos productos, que carecen de permisos correspondientes”.

“Aquellas personas o establecimientos que promueven el uso de estas sustancias se harán acreedores a las multas establecidas en la Ley General de Salud Federal y Estatal.

“Si alguna autoridad promueve estas acciones y genera alguna afectación a la salud de los pacientes (infectados o no), deberá ser penalizada de acuerdo a estos parámetros”, se indica en el documento difundido. 

Dichas sanciones van desde el aseguramiento del producto (Artículo 414 Bis), información engañosa (Artículo 300) o consecuencias penales, entre ellas prisión a los responsables (Artículo 465).