Ambas víctimas mortales laboraban para la compañía LAZEGO.

Ambas víctimas mortales laboraban para la compañía LAZEGO. FOTO ESPECIAL.

Dos empleados que pintaban las luminarias de la caseta de peaje en la autopista Saltillo-Torreón murieron al golpear con su escalera metálica unas líneas de alta tensión.

El impacto de la energía fue fulminante para Constantuno Romaniz Mérida, de 40 años, con domicilio en la colonia Lomas del Ajonjolinar en Cuernavaca, Morelos  y para Juan Valentín Huerta, quien contaba con  45 años y tenía su residencia  en  la colonia Rubén Jaramillo de Temixco, Morelos.

TE PUEDE INTERESAR: Nadie los quiere: trío de hermanitos coahuilenses fueron abandonados en la PRONNIF

Ambas víctimas mortales laboraban para la compañía LAZEGO, informó el encargado de la obra de remodelación de la caseta, Josué Román quien explicó que los trabajadores de la construcción se encontraban haciendo maniobras con el andamio de 8 metros de altura que utilizaban para pintar las luminarias y no se percataron que la punta del andamio rozó con los cables de alta tensión, provocando que se electrocutaran sus compañeros.

TE PUEDE INTERESAR: Padrastro abusó de bebé de 1 año con cepillo de dientes: murió tras desgarre de sus órganos

De la caseta de cobro Plan de Ayala que se encuentra ubicada en el kilómetro 0+60 fueron recogidos ya sin vida los cuerpos de los empleados. La Fiscalía General del Estado ordenó su traslado a las instalaciones del Servicio Médico Forense en donde se espera que los reclamen sus familiares.

NRT México, Cobertura Total 360°