Ya no los busquen, murieron incinerados: El Pajarraco sobre los 43 normalistas de Ayotzinapa

El Pajarraco declaró desde 2018 la forma en la que los 43 normalistas de Ayotzinapa fueron asesinados, sin embargo fue dejado en libertad por las autoridades. Foto Especial.

“Ya no los busquen”, declaró uno de los principales sospechosos en haber estado involucrado en el secuestro y el presunto homicidio de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, México el pasado 26 de septiembre de 2014.

A pocos días de que se cumplan siete años de la desaparición de los universitarios mexicanos, Juan Miguel Pantoja Miranda, mejor conocido como ‘El Pajarraco’, fue atrapado en 2018 y fue entonces que reveló que deseaba declarar “todo lo que sabía” para así descargar su conciencia.

Te puede interesar: Niño de 4 años murió en Coahuila: le desgarraron sus órganos tras brutal violación

“Ya no los busquen porque todos murieron al ser incinerados en el basurero de Cocula”, reveló inicial y fríamente este hombre ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sin embargo su testimonio no tuvo valor judicial alguno.

El Pajarraco narró que su trabajo era cuidar del pueblo y que ese 26 de septiembre le llamó uno de los Guerrero Unidos, quien le dijo: “vente porque están atacando la cuna”, a lo cual rápidamente él se dirigió al lugar indicado.

Te puede interesar: Niño de 4 años murió en Coahuila: le desgarraron sus órganos tras brutal violación

Ahí, encontraron una camioneta blanca en la que presuntamente estaban los estudiantes, a los cuales contó que le pidieron cuidar para que no escaparan: “gritaban muy feo”, precisó Pantoja Miranda.

Tras esto, aseveró que al menos ocho disparos fueron detonados contra los normalistas, aunque este no vio nada pues estaba de espaldas, aunque sí logró ver cómo uno de los jóvenes era apartado del grupo y fue marcado en la espalda con una ‘x’,  “a éste lo conocemos y lo quiere el jefe”.

Te puede interesar: No paro de llorar: papá divorciado organizó fiesta para su hija y su mamá no la dejó ir

El supuesto testigo agregó que más tarde, una mayor cantidad de integrantes de Guerreros Unidos arribaron al sitio portando armas largas, “se hicieron cargo de los estudiantes” y tras esto, los incineraron.

Pantoja Miranda finalizó comentando que decidió declarar porque desde que participó en estos hechos “no he podido dormir bien, tengo pesadillas y no he podido vivir tranquilo”, sin embargo, el 12 de septiembre de 2018 fue liberado.

NRT México, Cobertura Total 360°