Dijo que no regresaría pero volvió con él: San Juanita ya había sido violentada por su novio en Castaños

San Juanita Prado, la misma joven que hace unos días fue balaceada por su novio, ya había sufrido violencia en su hogar: no aguantó ni 8 días lejos de su agresor. Foto Especial.

“Que no se me ponga enfrente porque no respondo”, advirtió don Martín Prado, padre de San Juanita Prado, mujer coahuilense que se encuentra delicada luego de que su pareja sentimental intentará asesinarla.

Fue el pasado martes 12 de octubre cuando, tras un ataque de celos, José ‘N’ le disparó a su novia, con quien pese a haber procreado a dos niños sigue sin querer casarse con ella, tras lo cual se dio a la huida.

Te puede interesar: Mi papi le dio un tiro: niño de 4 años vio intento de asesinato de su mamá en Castaños

Desde entonces, las autoridades no han logrado localizarlo por ningún lado y, mientras tanto, la salud de San Juanita continúa delicada en el Hospital Amparo Pape de Monclova, en donde tuvo que ser operada para retirarle un riñón y salvar así su vida.

“Mi hija tiene una niña de 7 años y un niño de 5, ello ya preguntan por ella, están tristes y yo no pudo consolarlos aun porque estoy con mi muchacha en el hospital, solo le pido a quien lo vea le diga que no se me ponga en frente porque no respondo, es mucho el dolor que le causó a mi familia con sus actos”, comenzó exponiendo el papá de la afectada.

Tras esto, Don Martín reveló que anteriormente San Juanita ya había intentado dejar a José, esto luego de que él la golpeará, sin embargo pasó solamente una semana para que ella volviera a su casa y siguiera con su relación.

Te puede interesar: Por celos, casi mata a su esposa: marido tóxico le disparó a Juanita en ejido de Castaños

“Una vez se fue con nosotros para la casa, ella dijo que no regresaría de nuevo con él, pero a los 8 días se regresó y no sé si en ese momento la agredió, yo ahorita solo espero que mi hija esté bien y se recupere para llevarla con nosotros,  para cuidarla y protegerla,  porque lo que sé es que con él ya no va a regresar”, agregó el abuelito.

“Si alguien lo llegan a ver, díganle que no se me acerque, porque no respondo, por ahora no tengo cabeza para buscarlo, pero una vez que primero dios mi hija esté mejor, voy a buscarlo hasta dar con su paradero”, finalizó advirtiendo Don Martín Prado.