Quería salvar a su bebé: papá condujo por 33 km tras recibir disparo en la cabeza en Nuevo León

Aunque recibió un disparo en la cara, Gilberto Jiménez Rodríguez condujo por 33 kilómetros: quería salvar la vida de su bebé de 2 años. Foto Especial.

Pese a que recibió un disparo directamente en la cara y poco a poco fue perdiendo la vista, un padre de familia manejó a toda velocidad por 33 kilómetros con el único objetivo de que su hijo lesionado llegará hasta el hospital.

Esta trágica historia es la que protagonizó el mexicano Gilberto Jiménez Rodríguez la tarde del pasado miércoles 17 de noviembre, la cual dio inicio luego de que el señalado y su familia salieran de comer del Restaurante El Principal, ubicado en Montemorelos, Nuevo León.

Te puede interesar: Entre 4 menores, abusaron de jovencita en ejido de Saltillo: tienen entre 12 a 14 años

Según la información compartida por las autoridades, fue cerca de las 2:00 de la tarde que la familia salió de dicho lugar y fueron atacados a balazos, uno de los cuales impactó en la cabeza del hijo menor, un bebé de tan solo 2 años.

Te puede interesar: Dueño de ‘tiendita’ abusó de discapacitado en Saltillo: 5 niños lo descubrieron en el acto

Tras esto, Gilberto no dudo ni un momento en que su hijo debería de llegar hasta el hospital, por lo cual comenzó a conducir a toda velocidad, y aunque lo intentó este tuvo que detenerse a los 33 kilómetros debido a que comenzó a perder la vista y temía volcarse.

Afortunadamente, para este punto, la familia ya había pedido ayuda a las autoridades, quienes tras observar a la camioneta en la orilla de la carretera procedieron a auxiliarlos; lamentablemente, nada se pudo hacer ya por el pequeño Javier Jiménez, pues este falleció al interior del vehículo.